Estrategias para pagar deudas utilizando tu ahorro inmobiliario

Estrategias y consejos para pagar deudas utilizando tu ahorro inmobiliario

¿Necesitas saber cómo pagar una deuda rápidamente? ¿No conoces ninguna estrategia? A continuación, Nutual te facilita una lista de consejos y productos para liberarte de tus deudas. 

Saber cómo saldar una deuda rápidamente se ha convertido en una prioridad para aquellos grupos de edad que necesitan liquidez ante el aumento del coste de vida y de una inflación que ya alcanza máximos históricos con un 9,8%.

Por otra parte, afrontar una deuda de forma rápida podría ayudarte a conseguir y plantearte nuevos objetivos como aumentar tu ahorro, solicitar nuevos préstamos o, simplemente, reducir tu deuda global.

A continuación, te presentamos distintas soluciones y estrategias que te ayudarán a establecer un plan y gestionar tus deudas pendientes. Consejos y estrategias para afrontar tus deudas:

Calcula la totalidad de la deuda

En primer lugar, es conveniente conocer la cantidad exacta del importe a deber. Se debe detallar y esquematizar la situación económica personal para poder crear un plan personalizado y ajustado con distintas estrategias para cada caso. Dentro de este contexto económico se deben identificar los gastos fijos y esenciales así como aquellos gastos más prescindibles.

Crea un presupuesto y reduce tus gastos

La elaboración de un presupuesto te ayudará a organizarte para el comienzo del pago de la deuda. En el presupuesto se resumirán tus ingresos y tus hábitos de gasto, de modo que tengas una idea clara de dónde puedes aplicar cambios para reducir gastos y aumentar el dinero para el pago de tus deudas.

Si necesitas liquidez para afrontar deudas, tienes una vivienda en propiedad y quieres seguir disfrutando de ella: la venta con alquiler vitalicio es para ti

Céntrate en tu deuda más grande

Lo más coherente desde el punto de vista financiero es afrontar, en primer lugar, la deuda más alta con tal de reducir al máximo el pago de intereses. Es indispensable saldar aquellas deudas con el tipo de interés más alto, pues esta estrategia te ayudará a ahorrar más dinero a largo plazo.

No obstante, existe otra corriente que, de lo contrario, defiende afrontar primeramente el pago de las deudas más pequeñas. Este método se conoce como bola de nieve y consiste en asegurar el pago mínimo de todas las facturas, pero destinando efectivo adicional a las deudas más pequeñas.

Separa deudas y ahorros 

En caso de tener deudas y ahorros con el mismo banco, existe la posibilidad de compensar el pago de la deuda con el dinero de tu cuenta corriente o de ahorros. 

Aunque es poco probable que ocurra, puede suceder. Esto tendría un impacto significativo en tu cuenta corriente. Por ello, la mejor forma de evitarlo es trasladando los ahorros a otra entidad financiera.

Explora otras opciones para afrontar la deuda

Existen empresas que se encargan de aliviar deudas a particulares para evitar la bancarrota y recuperar su crédito. La mayoría tienen como objetivo ayudar a liquidar la deuda por menos de lo que el cliente debe. Sus servicios nunca son gratuitos y, generalmente, cobran tarifas significativas por su ayuda.

Por otro lado, otra de las alternativas para analizar las cuentas personales y saldar una deuda es contemplar no solo nuestro capital líquido sino también el ilíquido, es decir,  aquel que tenemos invertido en inmuebles.

En España el 75,1% de las familias tiene al menos una vivienda en propiedad. Asimismo, en personas mayores de 65 años el ahorro acumulado en vivienda es seis veces superior al ahorro acumulado en planes de pensiones. Ambos datos evidencian que los españoles tienen un alto porcentaje de patrimonio ilíquido.

Por ello, existen distintas soluciones que te ayudarán a desbloquear el ahorro invertido en tu vivienda para saldar deudas o ayudar a familiares sin perder su usufructo.

En personas mayores de 65 años el ahorro acumulado en vivienda es seis veces superior al ahorro acumulado en planes de pensiones.

Venta con alquiler vitalicio

La venta con alquiler vitalicio es una solución que consiste en la venta de tu vivienda y la firma de un contrato de arrendamiento vitalicio que te permite disfrutar de tu vivienda mientras quieras

Con la venta con alquiler vitalicio puedes obtener hasta el 85% del valor de tu vivienda en líquido el mismo momento de la firma. Podrás destinar el importe obtenido por tu vivienda para complementar tu pensión, simplificar una herencia, ayudar a familiares o, directamente, cubrir deudas.

En caso de que la deuda sea hipotecaria, con la venta con alquiler vitalicio puedes cancelar esta deuda directamente. Por ejemplo, si te quedan por pagar 50.000€ de hipoteca y el desembolso líquido a percibir por tu vivienda es de 200.000€, se hará un desembolso de 150.000€ y, automáticamente, se cancelará la deuda hipotecaria.

Si necesitas liquidez para afrontar deudas, tienes una vivienda en propiedad y quieres seguir disfrutando de ella: la venta con alquiler vitalicio es para ti. Conoce cómo funciona.

Calcula cuánto puedes obtener por tu vivienda sin gastos ni compromisos.

  Ático

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]